CRÓNICAS DOSQUINCEÑAS

.

martes, marzo 7

IX CARRERA POPULAR DE FUENTEALBILLA

“La esencia, la substancia y la madre que os parió”

A pesar de tan manida alocución que cualquier Presidente esgrime para alentar y animar sus bases, argumentando valores patrios, sentimientos profundos, diferenciación intrínseca con el resto (siempre en los postres de algún evento que aglutina sus miembros entre manjares culinarios y excelentes caldos etílicos desinhibidores de mente y lengua), no es menos cierto que nuestro egregio dosquince Dream Team (1) lejos de ser un mero acúmulo de sacos de grasa trotantes con patas (que también) se tiene como crisol de librepensadores con vasto (y Basto (2)) conocimiento de disciplinas tan dispares como Ingeniería Aeroespacial, Humanidades deportivas, Floricultura exótica, Escatología avanzada, Historia atlética, Geología del trazado,  Literatura Etrusca, Física Cuántica, Filosofía Manchega y tantas otras que rieros, rieros de la Wikipedia.

Es de público y notorio conocimiento que el primer jueves de cada mes (a ver qué Club de Atletismo hace lo mismo), nuestro ilustre dosquince, convoca un evento nocturno más cercano a las charlas en un Ateneo que en un Bar por la abisal profundidad de sus conversaciones científicas y filosóficas a la par de gastronómicas y atléticas.

Sin ir más lejos, el pasado jueves 2 de marzo, celebrose quedada dosquinceña en la que un grupo de aguerridos dosquinceños, además de preparar virtualmente (3) la carrera de FUENTEALBILLA, estuvieron inmersos en una interesante disquisición epistemológica tratando de definir los conceptos Aristotélicos de esencia y sustancia tras recordar una foto de la Media Maratón de Albacete de 2005, con 5 fundadores originarios del dosquince (4).


Llegados a este punto Gossi ya habrá debido ejecutar, con gran maestría y resolución, un gesto similar al de una sonora pedorreta; es lo malo/bueno de conocernos tantos años pero siempre desde el cariño que además es mutuo.

 
 
El debate se inició tras mi duda ante la afirmación que en esa foto, un grupo muy concreto de personas (algunas humanas en sí mismas), se encontraba la esencia del dosquince y no en algo menos tangible, más etéreo y difuminado de un colectivo cuyos miembros tienen una particular manera de sentir la amistad, el compañerismo y el deporte como parte de su propia filosofía de vida, siendo cada uno de sus propios ancestros y que, a pesar de ello, nos tenemos gran aprecio y respeto incluso pudiendo haber tenido algún leve, ya entrañable e inofensivo, síndrome de Procusto (5) de libro.
 
Todo terminó de forma incruenta, como no podía ser de otra manera, pero sin faltar a los eternos preceptos del bebedor, cumpliéndolos con exquisita moderación:

1- Facilidad de palabra.
2- Exaltación de la amistad.
3- Cantos regionales.
4- Superpoderes.
5- Tuteo a la autoridad.
6- Insultos al clero.
7- Vuelta a casica a dormir sin alharacas.

 
Y volviendo al tema del epígrafe inicial, la IX carrera de FUENTEALBILLA, os diré casi con lágrimas en los ojos del aire en la cara por el ritmo infernal que llevaba por debajo de 5.15 min/km… (si vale, ya veo esbozar alguna sonrisilla de más de uno cuya velocidad estando lesionado, atado a la cama y durmiendo nunca ha subido de 4 min/km) que es la primera vez en ese pueblo que no se me han caído los entresijos subiendo los repechillos, de manera que el crono final ha estado en 0:51:30, más que aceptable para lo que entreno e ingiero habitualmente, causando sorpresa y perplejidad (a mí el primero) tanto a propios como extraños, máxime cuando en otra carrera, Molinicos, un pastor me dijo que para recoger Setas no hacía falta llevar esa vestimenta tan ajustada y colorida que espantaba a los Boletus porque como corredor no me iba a ganar la vida…

 
Alejandro Loreto fue nuestra punta de lanza. Está haciendo unos cronos más que aceptables para la media dosquinceña, siendo su camiseta de las más rápidas del Club, no sé si el tejido resistirá tamaña aceleración tan inusual en otros cuerpos dosquinceños hechos para el pecado (especialmente Gula) porque lo que se dice para correr, no mucho.

Ramón Bello no salió mal parado del lance, hizo un decente crono aunque lo tenía a tiro de saliva expulsada de la boca a gran velocidad (6) (La escatología retórica es lo que tiene); no pude con sus zapatillas aladas cual Hermes griego.

Al resto de efebos dosquinceños (Perezagua, Jorge, Dioni y Pedro Gcia León) no se les dio demasiado mal pues al hacerles un pequeño chequeo al llegar a meta, asentían al llamarlos por su nombre, movían los ojos siguiendo el dedo índice y no necesitaron ayuda mecánica para respirar, especialmente a JOTA que la noche anterior fue tan densa que los toledanos temen que se empiece a decir “noche Jotense” en vez de “noche toledana”.

 
 
LORETO FLORES, ALEJANDRO
0:46:56
BELLO SERRANO, RAMON
0:51:18
GOMEZ RODRIGUEZ, SEBASTIAN MANUEL
0:51:30
PEREZAGUA NAHARRO, MANUEL
0:56:51
NICOLAY HERNANDEZ, JORGE CARLOS
0:56:55
VERDU MERINO, DIONISIO
0:56:53
GARCIA LEON, PEDRO ANTONIO
0:58:45
LOPEZ PODIO, JOSE JUAN
1:02:00

 
Espectacular el super-ágape de llegada a Meta, desde luego en Fuentealbilla tienen muy claro eso de que “a trabajo hecho mesa puesta”; bebercio y comercio hasta jartarse. Mucha animación y cariño por parte de todos los autócton@s; nos hacen sentir como corredores locales.

Agradecer también a tod@s los fotógrafos que estoicamente nos siguen carrera tras carrera, haciendo estupendos reportajes.

  

 

ADENDA.
 
(1.-) dosquince Dream Team. Lo de “Dream” viene justo después de la copiosa Cena de hermandad, hartos de Vino, Cerveza y Gastronomía Manchega, principalmente.

 
(2.-) Vasto con V, en este contexto define la cantidad y variada extensión de conocimiento. Basto con B, es porque a veces somos más burdos y burros que dichos équidos domésticos.

 
(3.-) Virtualmente, ya que desgraciadamente casi la mitad de los comensales no pueden/deben correr por diversas causas físicas más o menos importantes pero a otros, sencillamente, no le salen de las zapatillas.

 
(4.-) En la foto de la Media Maratón de Albacete de 2005 están: Gossi, Juan Lorenzo, Paco Carratalá y Paco Fernández de la Nieta (tan sólo faltaba Dioni), la "esencia" del Club.

 













(5.-) El síndrome de Procusto.

Damostes más conocido por su apodo, Procusto (el estirador) es un personaje mitológico, hijo de Poseidón, dotado de una fuerza descomunal y gran estatura; ofrecía amablemente posada al viajero pero al que le parecía, obligaba a acostarse en una cama de hierro, lo amordazaba y ataba. Si sobresalían partes de su cuerpo, los serraba y si eran más cortos, los descoyuntaba a martillazos hasta estirarlos a la medida del lecho. Procusto fue finalmente capturado por Teseo, que lo acostó en su camastro de hierro y le sometió a la misma tortura que tantas veces él había aplicado.

El síndrome de Procusto hace referencia a la intolerancia a la diferencia. Es muy común en ambientes profesionales y domésticos por la presencia de individuos con cierta actitud egocéntrica, generalmente por el miedo a ser superados por otros que tienen mejores capacidades que ellos. Quienes lo padecen en grado extremo, todo lo juzgan y pretenden que todos se ajusten a lo que dice o piensa, acomodándolos en su propio lecho de Procusto”, actuando sin piedad contra cualquiera que crean pueden hacerles sombra. Hablan de diversidad y de tolerancia pero soportan muy mal ideas distintas a las suyas.

 
(6.-) Con lo fácil que es decir escupitajo pero carecería de tensión narrativa.

 
SEBAS.
Pseudo-Atleta.

martes, agosto 9

XXIII Carrera Popular de VILLAMALEA “No pares, sigue, sigue “


¿Cómo empezar una Crónica atlética cuando transcurren meses, quizás años sin hacerlo de forma habitual y estando las musas inspiradoras en el Olimpo haciendo punto de cruz? Heme aquí con semejante vicisitud epistolar creativa cuando la temperatura reinante funde las dendritas neuronales cual sarmientos en rastrojos requemados…

- Pues no sabría que decirle, Caballero, hay cola detrás de Vd. y no creo que resuelvan tampoco su inquietud, ¿Va a pagar en efectivo o con tarjeta…?¿Tiene Vd. la Travell?.

- Estoo…, perdón…, en efectivo…,(eso me pasa por pensar en voz alta en el CARREFOUR tras comprar crema para la rozaduras, como diría Raphael alzando la mano derecha hacia una hipotética lámpara, “en carne vivaaaaa”)
 
 



 
Hay una curiosa apreciación generalizada de considerar al proto-atleta como un Friki del deporte, en el más puro y duro concepto de descerebrado que no lo admitirían ni en “Las Tiesas” por estar más sonao que las maracas de Machín (Leer adenda, punto 1). Pues en el caso de la carrera de VILLAMALEA, casi podríamos saltar las alarmas de todos los test psiquiátricos para ingresar en un frenopático porque una carrera en agosto, por encima de 32 ºC (algún año 37ºC) y más de 16Km, es para batir el Guinnes de los Records en concentración de zumbaos corriendo sin camisa de fuerza.

Pero nada más lejos de la realidad y lo corrobora la XXIII edición de esta gran prueba estival deportiva; es un auténtico reto de resistencia, concentración, valor y ganas de compartir una increíble tarde de esfuerzo con amigos/atletas y la inmensa generosidad de las gentes del pueblo, impecable organización por parte del Club de Atletismo de Villamalea, Voluntarios y Protección Civil. Hubo agua como para llenar 3 piscinas olímpicas, sumando las pulverizaciones y mangueras que amables vecinos nos ofrecían a nuestro paso. Sin ellos, la carrera no duraría ni 3 ediciones.

 
No es posible explicar con palabras qué nos mueve para inscribirnos en esta carrera pero salvo los que suben a Podio (que no llegan al 0.5% del total participante) para el resto de carnaza trotante que consigue llegar a Meta en forma bípeda consciente (al menos las funciones motoras básicas de coger cerveza, isotónica o cualquier refresco y poder beber), tan sólo nos reconforta la satisfacción de conseguir lo que el 99% de la población no es capaz ni de pensarlo porque le entran sudores mortecinos; tan absurdo y sublime como Edmund Hillary subiendo al Everest (y todos los que le han seguido después) cuando le decían “Ande irás gañán que hasta los Yak sufren mal de altura, dile al Sherpa que te lleve a los bares están mucho más abajo”.

Se trata de sentimiento, de instinto básico (pero no el de Michael Douglas y Sharon Stone, de ese no que siempre estáis igual) el de supervivencia, compañerismo…, qué os voy a contar que ya no sepáis porque, en realidad, no es lógico semejante gesta deportiva de forma altruista sin ninguna compensación material.

 

A pesar de las fechas y repasando el termómetro de otras ediciones en VILLAMALEA, la climatología puntual nos fue algo propicia: quizá unos grados menos, cierta brisa en algunos puntos, mucha agua en los distintos avituallamientos, gran cantidad de gente animando…, dentro de las carreras catalogadas como :“¡¡ pero qué me estás contando de correr!!”, ha sido una auténtica fiesta deportiva. De todos modos se vieron varias caras desencajadas y hortofrutícolas (Pimiento morrón, Melón a reventar, Saco de Patatas…) pero en menor medida que otras ediciones. Fernando del DonQuijote estaba a medio camino del desdoblamiento astral; este verano ha engullido más helados y su cuerpo se lo echa en cara (literalmente), menos mal que a su costilla, Mamen, la tarde le fue mejor y más llevadera, corriendo sin aspavientos con su compi, Loren y sin dejarse impresionar por malas personas que las adelantan y abandonan sin miramientos (luego los cronos tampoco son para tirar cohetes de esos pseudo-galgos cojos).
 
Volvemos a ver caras conocidas como los doctores Brasero, Segura, Cifuentes (quizá por amor a la profesión y previendo vahídos y obnubilaciones), también vimos a Anica después de mucho tiempo sin aparecer, Isidro del C.A. Cenizate echando un pulso a su cuerpo para correr como antes y tantos otros compañeros de correrías con los que coincidimos en numerosas batallas.
 
En cuanto al Club de Atletismo dosquince, decir que pese a no llegar a puntuar en esta carrera, los cronos, mejor dicho, la predisposición y desenlace, estuvieron a una altura muy digna; a ninguno nos dio por tocar las campanas de la Iglesia, ni irnos al bar a jugar al dominó con los autóctonos jubilados, ni agarrar el tractor con el pulverizador de agua como si fuera Santiago Apóstol en la Catedral de Compostela; fuimos a un trote adecuado, sencillo, limpio, enhiesto, elegante, en algunos tramos glamuroso (Ver foto) y haciendo trabajar el cronómetro más de lo habitual. La tabla de risas queda como sigue:

 
GARCIA MANSILLA, DAVID
1:07:09
RABADAN CABALLERO, ROBERTO
1:15:17
BELLO SERRANO, RAMON
1:27:44
SORIANO GONZALEZ, BLAS
1:30:52
GOMEZ RODRIGUEZ, SEBASTIAN MANUEL
1:33:01
REYES CANO, JESUS
1:42:25
PRETEL FLORES, RAMON
1:44:15


(Agradecimiento a todos los fotógrafos por su trabajo: Iluminada, Luxy, Nacho, Gaby, C.A. Villamalea, Maria Lillo,...)
 
-SEBAS-
Troteitor por horas

 

 
ADENDA

(1) Desmenuzaré semánticamente el párrafo completo por distintos motivos: neologismo inventao, edad del lector, lugar de nacimiento y cultura musical.

1.1 PROTO-ATLETA: Aquel iluso corredor que en su vida ha corrido hasta los 40 años y piensa que adelantar a insignes veteranos v.gr. el Cartero, Llorens o Meneses basta con salir 2 veces al trimestre a entrenar, portando mallas ajustadas y camisetas de vivos colores (a mí me ha costado casi una década y si llego a hacer mejor tiempo alguna vez, es porque están lesionados, con gripe o no han ido a correr).

1.2 FRIKI: Seguro que más de uno ha visto en TV o en prensa, imágenes de Convenciones de MANGA o ANIME donde se ven personas, en apariencia humanas, disfrazadas, mejor dicho, identificadas-mimetizadas con sus personajes favoritos, tintándose el pelo, pearcings donde haga falta, zapatos y ropajes distinguibles desde el espacio exterior… me recuerda mucho, en otra escala, a nuestra discreta equipación que nos encorseta tratando de minimizar michelines emulando seres mitológicos de perfecta belleza griega…¡¡ igualitos a los otros frikis !!

1.3 “LAS TIESAS”. Antiguo Hospital Psiquiátrico de Albacete situado por la carretera de Barrax. El humor negro manchego cuando a alguien se le iba la olla, se le decía que lo iban a enviar a Las Tiesas.

1.4 MACHIN. Otrora cantante cubano celebérrimo por sus Baladas y las maracas que siempre lo acompañaban en sus actuaciones.

miércoles, octubre 14

VIII Carrera Popular HOYA GONZALO “The day of the Beast”


Tras quedar con un alto ejecutivo nacional de una entidad bancaria para resolver unas cuestiones relacionadas con unos valores depositados en dicha empresa, el tono de la conversación se tornó cada vez más agrio conforme iba percatándome que la argumentación de las decisiones y actuaciones sobre mi capital, carecían de la más mínima base financiera y sentido común, hasta el punto que, después de proferirme dos exabruptos sobre mi supuesta inteligencia y antes del tercero, con una celeridad felina, le propino un impecable derechazo sobre su mandíbula; mientras se lleva las manos a la cara y deja libre la zona abdominal, le asesto un tremendo puñetazo que lo desequilibra hacia atrás cayendo boca arriba; salto encima de él y comienzo a aplicarle bálsamo facial izquierda-derecha, izquierda-derecha, a tal frecuencia e intensidad que a Chuck Norris se le habrían saltado las lágrimas del susto….
De repente me incorporo azorado, disparado en pulsaciones, la respiración entrecortada, toda la cabeza empapada, abro los ojos ya con la luz del día (son las 8:14am), miro hacia la izquierda y me veo reflejado en el espejo del armario, bajo la mirada y sobre la mesita de noche el despertador a punto se sonar (lo puse a las 8:15am), empiezo a cobrar conciencia que era un sueño, me vuelvo hacia la derecha y está mi exnovia (1) observándome ojiplática en un primer instante pero pasa a modo sarcástico-burlón y me pregunta:
 -¿Pero qué haces sentado en la cama, chorreando y respirando como un pez fuera del agua, ya has vuelto de Hoya-Gonzalo...?
-- No te lo vas a creer pero le estaba dando una samanta palos a un tipejo que me he quedado en la gloria, tengo ahora mismo una Paz interior inmensa, sin remordimiento ninguno, es como si representase lo malo, la prepotencia, lo absurdo, se lo mereciese y lo estuviera esperando, no sé, pero me siento muy bien…y eso que no recuerdo haberme pegado con nadie desde el Colegio y allí muy pocas veces.
En ese instante, comienza a sonar el despertador y mi exnovia dándose la vuelta en la cama con una expresión entre “déjame dormir” y “vaya sueñecitos tienes, hermoso” me dice:
-Venga, apaga el despertador que se van a despertar tus nenas también. Ten cuidado con la carretera.
 
Pues con esa carga de energía positiva me dispongo a vestirme de Lagarterana para la carrera. Tan sólo me queda ponerme las zapatillas cuando me percato que el digitus secundus pedis derecho (2)  tiene una uña más negra que un mejillón abisal por la noche. Como ya iba teniendo un poco de prisa, cojo sin mirar entre un puñado de tiritas, una de tamaño adecuado para dicho dedo y cuando ya la preparo poniéndola encima de la uña, veo que es de una Princesa de Disney, en concreto Cenicienta; sonrío, miro el reloj y como para coger de nuevo las tiritas tenía que ir otra vez al cuarto de baño del dormitorio, encender luces, hacer ruido…, en fin, le hice una foto y me la dejé puesta.
Todo esto no habría tenido la menor trascendencia pero la anécdota surge al llegar a casa después de la carrera y les enseño la foto del pie con la tirita a mis nenas; a todas les hizo gracia pero nos partimos de risa cuando a la pequeña se le ocurre decir: “Pues ya que has cogido las tiritas de Disney podías haberte puesto la de Maléfica porque vaya uña negra y fea que tienes”.
 
Como ya está escrito en los estatutos del dosquince y tabulado en un estudio de la Dripping Fritter Institution de Wichita (Kansas) (3), es de obligado cumplimiento la visita previa a la Churrería como acopio de energía para la carrera que se dispute durante la mañana de un día festivo. Pero como en la Pintura, la Música, la Literatura, destacan personas impregnadas cada una de ese don casi sobrenatural, sólo algunos miembros atléticos elegidos son capaces de meterse entre pecho y espalda churros de buena mañana y no reventar durante la carrera.
De manera que quedo a las 9:00am con Blas y Pedro Antonio (cuasi dosquinceño y amigo). Como llegué a las 8:45, casualmente estaba allí una gran persona, profesor de matemáticas, escritor y atleta con el que estuve unos minutos hablando antes de irse a entrenar, Manuel García Piqueras que siempre tendrá su hueco en el dosquince. Los otros miembros dosquinceños con más precaución y vergüenza, optaron por desayunar en sus casas y nos encontramos directamente en Hoya Gonzalo.
 
Por un lado salieron Alberto, JuanRa y Luis Gomariz con tiempo suficiente para hacer 2 kms. más antes de la carrera (ya que se están preparando la IronMan de Zimbawe, bueno, en realidad es la Behobia de San Sebastián, pero por esfuerzo y condiciones climatológicas vascas, se llevan poco), por otro lado: Lombardía, Maria José Mateo y Ramón Bello. En total 8 dosquinceños puntuables por la mínima.
Este año contamos además con nuevos y excelentes aspirantes al club dosquince que corrieron en Hoya Gonzalo luciendo la mítica camiseta blanqui_naranja dosquinceña: Jesús Reyes, Roberto y Mónica Mateo; esperemos que en el 2016 decidan incorporarse de pleno derecho en nuestro/su Club; portan la camiseta con luz propia.
 
En el pistoletazo de salida se lanzaron todos como si se les fuese a enfriar la paella, con ansia viva; salí junto a Jesús Reyes y en un momento determinado nos dimos cuenta que íbamos los últimos absolutos, no había ni coche escoba. Lo bueno que tiene esa posición es que peor no es posible, sólo se puede mejorar y tras ir unos cientos de metros con Jesús, comencé a remontar puestos yendo con mi amigo desde el Instituto, Pedro Antonio.
 

Por el camino fuimos poco a poco alcanzando y cruzando algunas palabras con figuras atléticas de la talla de Mamen, Gemma, Rafa del DonQuijote que no quisieron subir a podio en esta ocasión. Las Zamora´s sister, Fernando, Julián Robles, Hector y otros tantos, sólo se les ven cuando pasan por una cámara de alta velocidad, de lo contrario sólo escuchas un zumbido con efecto doppler, aunque Laura ya ni aparece con la cámara. Especial mención al mítico atleta y mejor persona PEPE LLORENS, siempre tiene una palabra amable y de ánimo, es una fuente de buenas vibraciones y energía vital que transmite a tod@s, un privilegio compartir con él tantas carreras del circuito.
 
Hinchado de churros y henchido de energía después de mi extraño sueño mañanero donde calzaba a leches al representante de la mezquindad humana (o algo parecido), más la dosis dopante pringosa adquirida en la Churrería, me encontré tan pletórico que comencé a escalar puestos y desniveles para asombro y perplejidad de propios y extraños; de hecho conseguí subir todas las cuestas sin tener que pararme a recoger víscera alguna, extremo que otros años he tenido que sujetar el Hígado con cinta americana y ponerle una nota con el teléfono para que el SEPRONA pudiera localizarme por si volvía a caerse.
 
Estaba bajando como un poseso el tramo de la cuesta a unas velocidades que mi aterciopelado cutis no tiene costumbre (rozando los 4min/km de pico) y ya estaba oliendo a pelo churrascado la barba de una semana que llevaba cuando justo en el cruce de la carretera adelanto a 3 máquinas de patear asfalto, qué digo máquinas, a tres titanes atléticos Behobianos, a saber: Alberto, JuanRa y Luis Gomariz, mi sorpresa al alcanzarlos podría compararse a la de Rodrigo de Triana viendo la Costa del Nuevo Mundo, aunque la del par de tres debió de ser algo religioso, místico, esotérico verme adelantarlos. Aunque muy cerca todo el recorrido, me volvieron a alcanzar subiendo de nuevo la gran cuesta pero otra vez y con mayor asombro por mi parte, volví a cruzarlos bajando la cuesta la segunda vez como un misil dirigido justo al pasar la carretera, ya me quedé con ellos para que no entrasen en una profunda depresión atlética (4) y llegamos los cuatro juntos a Meta.


La relación de Cronos dosquinceños bien sudados y padecidos son:
BELLO SERRANO, RAMON
0:49:21
MATEO JUAN, MARIA JOSE
0:49:45
SORIANO GONZALEZ, BLAS
0:51:16
GOMEZ RODRIGUEZ, SEBASTIAN MANUEL
0:53:06
MARTINEZ GARCIA, JUAN RAMON
0:53:07
REY LOPEZ, ALBERTO
0:53:07
GOMARIZ MORENO, LUIS
0:53:07
LOMBARDIA MARTINEZ, JOSE FRANCISCO
1:06:31
 
 
 

La Organización y el Ágape a la altura de las expectativas: un verdadero lujo y fiesta. Las gentes del lugar animando en todo momento con Banda Local de Música y todo. Como siempre, nos sentimos como en casa en Hoya Gonzalo. Nos tendrán siempre dispuestos a correr por sus calles.
 







Notas del autor.
(1). Exnovia. Dícese, de forma coloquial, de la otrora última novia que en la actualidad está casada con quién la menciona.
(2). Digitus secundus pedis . Dedo junto al dedo gordo del pie.
(3). Dripping Fritter Institution. Institución del Churro Pringoso (Traducción libre del autor que hizo un curso de Inglish Pitinglish en Lepe).
(4). Si no me aprovecho de este minuto de Gloria, ya no me voy a encontrar en otra hasta la conjunción de Casiopea con Saturno en la casa de Orión, suceso estelar que ocurre cada 1.753 años. Ya fuera de broma, los tres mozos están entrenando para la Behobia y tenían que llevar un ritmo medio sin aspavientos ni pretensiones (Pfffffffffffff mentira es y me da risa, esta vez les he ganado y punto).
 











Agradecido a MARIA LILLO por sus espectaculares fotos en Hoya Gonzalo.
 


Sebas
The Beast Troteitor.

martes, julio 28

VII CARRERA POPULAR DE MAHORA


Cuando redactando crónicas dosquinceñas era más regular, sin duda influenciado por el dulce aliento inspirador de las musas que ahora tantas veces añoro delante de un triste papel en blanco (en realidad debería decir “pantalla TFT del portátil, limpia de caracteres” pero perdería el encanto poético añadiendo una carga prosaica de fría tecnología), tenía la sana costumbre de buscar en Internet alguna reseña histórica sobre el pueblo sufridor de nuestras pisadas que solía incluir.

 

En el caso de este santo pueblo devoto de la Virgen de Gracia y San Roque, descubro que etimológicamente “Mahora” procede del árabe y parece ser que de un vocablo cuya acepción es algo así como “Taberna”, algo muy acertado siendo de la comarca de La Manchuela de excelentes caldos, algunos aún poco conocidos pese a sus múltiples matices y gran calidad.

 
Cabe destacar la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de Gracia, de gran interés por los diversos estilos arquitectónicos debidos a su dilatada construcción en el tiempo; estilo Gótico en la cabecera, Clasicista en el interior y Barroco-Rococó en la parte de los pies y en sus capillas. Y la mayoría de nosotros, atletas ignorando semejante amalgama artística, pateamos en derredor sin percatarnos de esta curiosa joyita en plena Manchuela.





Cuántas veces alzamos la mirada al cielo invocando a los hados meteorológicos para no sucumbir ante los elementos desencadenados, igual tromba de agua, de granizo, calor sahariano, plaga de mosquitos…, ello ha conseguido que seamos atletas con una pizca de fe, más espirituales, temerosos del caos atmosférico; si al mero azar ambiental añadimos el voluntario y apetitoso deglutir viandas como si no hubiere un mañana, pergeñamos un perfil que se ajusta como un guante de lycra al Macho-Man Atlético por antonomasia…El dosquinceño








Las dosquinceñas son una especie distinta,  etérea, sublime, vaporosa (leedlo seguido porque va por Osa, no significa lo mismo), de aterciopelada piel, bellas afroditas (la importancia de la ortografía es patente, Bella y Vella; la primera es un piropo; la segunda en este contexto probablemente causaría hematoma facial al autor de esta crónica por parte de las féminas).


Embriagados por la emoción y el subidón de endocannabinoides (dudas al Dr. Glez Brasero del DonQuijote) ante la carrera de Mahora y casi todos repitiendo año tras año porque nos gusta salir como en los SanFermines, desbocados, resoplando, desparramando chispas los cascos sobre el asfalto y piedras del camino y haciendo honor a la mascota dosquinceña (un Cabestro), nos situamos en la salida la élite deportiva denominada The best of dosquince Club, que en Manchego significa: “déjalos que corran, que ya si eso pasarán por Meta o los llevará el Seprona a su casa”.
 

 


Sin paños calientes, salvo la excepción femenina de la simpática, bella y rauda María José Mateo a 0:38:10, y David Gcia Mansilla con 0:31:55, el resto de cabestros dosquinceños ha disfrutado del recorrido tanto que algunos han tenido que sacarlos con espátula porque no querían terminar tan pronto. La relación de especímenes por orden de regocijo temporal son:

 
.- Ramón Bello           0:39:06
.- Blas                         0:40:54
.- Sebas                       0:41:16
.- Dioni                       0:41:17
.- Jota                          0:47:50
.- El Fuerzas               0:47:50

 



No podría dejar de mencionar a nuestra apreciada Mamen del hermanado Club DonQuijote por soportarnos los primeros kilómetros (a Dioni y al firmante) para lanzarnos a la vorágine y descontrol de un endiablado ritmo cercano a 5 min/km, sin su inspiración y apoyo no habría sido posible.

 
Es inevitable y necesario el agradecimiento a la Organización, Voluntarios y las gentes de Mahora por su dedicación, atención a los atletas y ágape regado por interminables Isotónicas y una Cerveza en bote muy Fresca. Nos hacen sentir como en casa.

 
SEBAS
Troteitor Man.